martes, 5 de julio de 2016

[RESEÑA] El dios asesinado en el servicio de caballeros - Sergio S. Morán

La detective Parabellum ha llegado para demostrar que la fantasía urbana también puede asentarse en España. La detective Verónica Guerra, creada por el escritor Sergio S. Morán, es la protagonista de esta historia que mezcla a partes iguales novela negra, humor y fantasía. Un cóctel perfecto que hace que el lector se divierta, e incluso suelte alguna que otra carcajada a lo largo de la lectura. El título (quizás aún es demasiado corto) y la composición de la portada ya hacen augurar que es una novela fresca y que engancha, pero no hasta el punto de lo que va a encontrar el lector en el interior de la novela editada por Fantascy.

El humor es uno de los grandes puntos a favor de esta novela: el autor sabe utilizarlo y derrocharlo sin que resulte pesado, combinándolo a la vez con los toques de novela negra. La propia protagonista se ríe de los clichés a la vez que incurre en ellos y los tira por tierra de un plumazo desvelándonos su carácter. Este equilibrio entre suspense y comedia hace de la lectura de esta novela una sensación perfecta. Hay quienes han llegado a comprarlo al humor de Terry Pratchett y resulta inevitable pensar en Harry Dresden al leer la historia de esta detective de lo paranormal. Quizás lo primero sea excesivo, aunque no va desencaminado. Y lo segundo es inevitable.

La detective protagonista, y en especial la dicotomía Verónica/Parabellum que nos muestra el autor, es perfecta en todos los sentidos. Es una mujer independiente, fuerte, resolutiva, aunque también cuenta con sus momentos de inseguridad. La dualidad de ambas facetas es, precisamente, lo atractivo de este personaje. La relación con otros personajes que aparecen en la historia hacen que sea capaz de desenvolverse por igual en un mundo lleno de criaturas irreales y, a la vez, anclada a la vida "real" con sus rutinas y su día a día tan aburrido como el de cualquiera de nosotros. Que su novio sea un periodista que no termina de encontrar el trabajo de su vida y a la vez su mejor amiga sea una psíquica y médium hace que se mueva entre dos mundos con las ataduras precisas para no acabar sumergida por completo en ninguno de los dos. Parabellum es un personaje muy bien definido y el lector rápidamente empatiza con ella deseando conocer más detalles. Se agradece enormemente que la protagonista no sea una caricatura ni una femme fatale cuyo atractivo es su única arma. Verónica Guerra es una mujer normal, con sus defectos y sus miedos. Quizás por eso, la ironía y las situaciones absurdas que aparecen parecen reales.

Merece una mención especial la ciudad en la que se desarrolla la historia. Acostumbrados a fantasía urbana en grandes urbes como Nueva York o Londres, que sea Barcelona la ciudad escogida y que además, no resulte extraño, dice mucho del escritor. Quizás la gran maestría haya sido ubicarla en España con pequeñas pinceladas, pero sin llegar a dar demasiados detalles sobre los lugares. El bar irlandés que frecuenta Parabellum o las viviendas que visita pueden estar en la Barcelona cosmopolita que todos conocemos, pero a la vez, podrían estar en cualquier gran ciudad. El gran acierto es que nombres españoles como los de los protagonistas no nos resulten extraños en una historia llena de criaturas sobrenaturales. 

El ritmo trepidante de la historia, los giros de guión y el final están bien hilados en la historia de manera que el autor lleva de la mano al lector hasta donde quiere consiguiendo toda la atención necesaria.Ya en la resolución del primer misterio, el lector comienza a adivinar que le espera una novela realmente fascinante. La manera de enlazar la historia con los pequeños detalles y la resolución de la trama es realmente buena, dejando algunos flecos sueltos que llaman hacia futuras continuaciones sin que la historia se resienta. 

En definitiva, una historia llena de acción, humor y suspense mezclados que no agitados, con el toque adecuado que abre la puerta a una saga llena de misterios sobrenaturales. A estas alturas, el autor ya debe saber que hay toda una legión de lectores pidiendo a gritos una nueva historia de la detective Parabellum. Mientras tanto podemos calmar las ansias con Los muertos me quieren muerta, un relato en cuatro actos que complementa la historia.

Autor: Sergio S. Morán
Edición: Fantascy
Páginas: 336 p.
Precio: 14,15€


¡Comparte si te gusta!

Sobre la autora

Marina Montes

Periodista

Siempre con un libro cerca. Del papel al ebook indistintamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Contacto